Ir al contenido principal

¿Cómo lo explico?

En fin...¿cómo podría explicarlo?.

Me hallo llena de locura. No sé aún entender como alguien puede quererme de tal forma, que llore por mí cuando esa persona no llora nunca, o que te regale cosas impensables, o te diga cosas del tipo " tu eres la luz en mi oscuridad", o "nunca, nunca voy a separarme de ti,nunca". Chicas/os, es maravilloso. Soy una chica realmente afortunada. No es fácil encontrar a alguien que te ame incondicionalmente. No es sencillo vivir tu vida queríendote cada día y joder, si es difícil. Estuve 3 años enfrascada en un dolor continuo de cabeza. En un sin sentido de la vida. Sin nada ni nadie que me hiciera feliz. Sin ninguna posibilidad de pensar en mi futuro porque sinceramente no me veía en él. Y eso es triste. Es triste ser joven y no vivir. No ver en el mundo las cosas buenas y las señales de que algo bueno está por llegar. Solía pensar que nadie me querría. Era demasiado horrible y demasiado fea. La gente me había hecho creer que eso era cierto. Que yo no era nada y no valía nada. Eso no es cierto.


Estoy engordando y debo decir que da miedo. Estoy insegura en estos momentos. Deseo estar a la altura o dar la talla(valga la redundancia) para mi novio, mis amigos, mi familia, mi entorno. Es muy dura la batalla de la recuperación, de superarse, de crearse cada día, porque simplemente hay días que no quieres luchar. Quieres desaparecer o dormir eternamente. No sirve. Sentir lo que sentía al mirarme al espejo era horrible. Jamás se lo desearía a alguien. Doy las gracias a aquella persona que me quiso por primera vez. Doy las gracias a mi primera pareja, porque para mí siempre dará igual como hayamos acabado, porque para mí no habrá acabado. Ha sido una fuerza que me ha apoyado. Un impulso para creer en mí misma. Jámas negaré que no lo quise hasta arrancarme la piel.
A dar las gracias a los amigos, a unos más y otros menos. Hay quién me ha decepcionado y hasta amargado, me ha traicionado o me ha hecho daño. A todos ellos gracias por entrar en mi vida, y hacerme más fuerte hoy. A mi familia, porque una vez hace mucho tiempo cuando era una niña, no logro recordar quién exactamente ( aunque yo creo que mi tatarabuela) me dijo: " La familia es la única que se queda en tu vida, es lo más importante". " Ellos siempre se quedan cuando los demás se marchan". Debo dar las gracias a toda mi familia porque con sus fallos, sus defectos, su rabia, su alegría, su tristeza y emociones en sí, me han hecho como soy. A mis padres por el amor y el cariño con el que fui creada, aunque con muchos problemas. A mi madre por el sufrimiento que le hice pasar, por su risa, y el amor que me brinda que me hace hermosa y capaz de cualquier cosa. A mi padre por los consejos, y la lucha que pone por la familia. Ellos no son perfectos, pero son mi familia.
No por último peor, sino increíblemente mejor, a él. Un él que me mantiene luchando. Un él que me hace confiar en mí misma, la locura que me llena en todo momento. Me enfrento a miedos. Lo que nadie sabe es que al estar con esta persona me enfrento a más miedos como los que yo misma pensaba cuando tenía 12 años. Es como más "adulta". No estoy hecha para ese mundo. A veces me rectifico y pienso " no, si que estoy hecha y voy a salir, voy a recuperarme". Tengo miedo a cosas banales. Existe en mí un miedo tan grande que no puedo describirlo. Veo en él la niña insegura de vez en cuando que un día fuí. Es doloroso ver que alguien comete el mismo fallo que tú, cuando se trata de no amarse a sí mismo. Y digamos que eso es un fallo, que junto con los demás se debe superar. Estoy asustada de que no salga bien. Porque con sinceridad nadie lo sabe. Soy joven, nada se sabe. Para mí es horrible pensar en un no. Quiero concentrarme en el sí. Aún me sigue pareciendo incomprensible que alguien pueda amarme incondicionalmente. ¿Cómo puedes quererme de tal foma?.

Por el todo el amor, cariño, respeto, confianza, dulzura, amabilidad, simpatía, empatía, comprensión, sinceridad, libertad, emoción, integridad, sueños, ilusión,alegría, diversión gracias. Haces de mí una mejor persona.
Y ahora...que me he enrollado demasiado...¿ Cómo podría explicarlo?.

Comentarios

  1. ¡Hola, cielo! Qué bonito.
    Eres muy fuerte al levantarte, en serio. Me siento identificada con esta entrada, aunque hay partes que no.
    Me alegra mucho que hayas encontrado a esa persona que te quiere y te aprecia como es debido.
    La familia, para mí, nunca ha estado apoyandome y no comparto tus sentimientos. Pero, eso no quiere decir que la familia sea una "mierda", no. Simplemente me alegro de que les aprecies. Y te aconsejo que disfrutes de ello.
    No hace falta frustrarse por el físico, cielo; ¿qué más da? No te preocupes.
    Vengo también para animarte a un concurso de relatos en mi blog ^^ y seguro que lo harás mejor que nadie por tu experiencia. También, en la misma entrada, hay un relato y sorpresa, que me gustaría que leyeras.
    Un beso.
    eternidad-ana.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por el comentario y las palabras porque realmente me animan mucho :¨)
      Lo veo un poco díficil pariticipar aunque me encantaría porque tengo muchos exámenes ahora y hay poco tiempo para entregarlo y tal. Intentaré mandarte algo, preciosa muchas gracias un besoo :))

      Eliminar
  2. Holaa!! ^^
    Increíble!!
    eres una luchadora nata!!!
    Tienes muchísima suerte al tener a esa persona que te quiere incondicionalmente!!! Ya es difícil encontrar algo así!!

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el comentario!
      La verdad es que tengo mucha suerte :)
      Muchas gracias hermosa, un beso! :))

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Te quedarías conmigo pase lo que pase?

Te juro que intento luchar. No es sencillo. Solo siento que soy patética.
Quiero estar a la altura pero nunca seré como ella. No hace falta ya lo sé, y que soy yo y ya está, también.
Yo no tendré unos ojos grandes y azules nunca.
No seré lo suficientemente bonita o delgada o algo más perfecta.
Las cosas que me dices son solo palabras que vuelan...que se me escapan entre los dedos.
Esto es difícil para mí porque siento que una vez más voy a volver a ser tan gilipollas que voy a caer.
No digo te quiero sin sentirlo. Resulta asfixiante pensar que me olvidarás por no venir.
Estoy cansada, JODER. ¡QUIERO QUE ALGO SALGA BIEN DE UNA PUTA VEZ!

A lo mejor, yo no me lo merezco y por eso no lo encuentro. A lo mejor no eres tú. A lo mejor no hay nadie para mí. A lo mejor no es nada.



Lo siento, me tropiezo muchas veces. Forma parte de lo que soy. No quiero ser como muchas. Quiero a un chico que valga por todos los que existan el mundo.


Lorena Lupión Alabarce~

Todo el mundo tiene cicatrices. Todos tienen heridas. Normalmente decimos que se trata de ser fuertes, de seguir adelante, de OLVIDAR. Las personas que no consiguen hacer eso son tildadas de débiles, de tristes. Les echamos la culpa, como "bueno, tú te empeñas en seguir así". No es del todo así.

Aquí no hablo de fuertes o de débiles. No hablo de más o menos dolor. No hablo de si son más importantes las enfermedades mentales o las físicas, porque creo que ni siquiera el mundo debería hacerse ese debate.  No hablo de errores ni de aciertos. Hablo de lo que hay. De lo que tenemos. De lo que somos. Hablo del derecho a la libertad de expresión. Hablo de HABLAR ante las dudas, ante los problemas. Hablo de que hace dos años que te fuiste. Nos dejaste el dolor que sentías, con el que creías que así vencerías. Dejaste una herida que nunca será cerrada. Esa, NUNCA será cerrada. Tus padres te echan de menos. Vi a tu madre hace un año. Estaba perdida y lo sigue estando. Nunca se recupera…

2 años más tarde.

¿Has sentido que sobras? No de un lugar, un sitio, de un grupo de amigos, con tu pareja, familia. Sino de la vida.


Justo ahí. El momento en que miras a ambos lados lados y desaparece lo que conoces. En el que la gente es extraña y no te entiende. ¿Te ocultas? ¿Se ocultan? ¿Conoces el vacío? Será tu perdición.

¿Has jugado? A tu juego. A la mentira. A la sonrisa fingida. Al tengo miedo, ¿a qué? No has estado en níngún precipicio, pero no lo necesitaste para sentirte caer. Y caer es jodidamente metáforico. Puedes caer cuando estás en la calle. Cuando estás en el super. En el baño. En la cocina, al lado de tus calorías. En el sofá. En casa de una amiga. En una graduación que todos esperan expectantes. En una boda. En el fondo del mar. En la piscina. En una reunión. En una cita. En un beso. En navidad.

Puedes morir por dentro, que tus entrañas se llenen de hemorragias que no puedas parar al mantener simplemente la puta boca cerrada. Dirás que tienes miedo, que te sientes mal. Vas a pedir a…