Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Ángel

Recuerdo que una vez me enamoré de un ángel.



 No lo sabía, pero yo estaba c o n v e n c i d a de que algún día se daría cuenta de que lo era.
Paso al contrario.
Sucumbió ante el mal y sus sueños desaparecieron. Se esfumaron en una noche de verano como estrellas lejanas del universo dirigiéndose al gran agujero negro.
 Se convirtió en un demonio. Ardía en el infierno de sus deseos.
Anhelando cosas que quería conseguir pero que en verdad le destruirían.

Gravó su propio camino de autodestrucción.

Su medalla de oro, no era en verdad de oro. Simulaba ser real pero era inventada.
Su cuerpo era su peor enemigo.
Su vida, una ruina, un trozo de no-vida en el que solo sobrevivía porque vivir...no podía.
Sus errores le podían.
El margen de la carretera, de su carretera se difuminaba mientras el rimel de sus ojos negros se deshacía.

Creía caminar, pero ni siquiera daba un paso.


Nunca quiso parar. ¿Qué motivos tenía para hacerlo?.
Para aquellos que vivían su vida, disfrutaban de la comida, iban a f…

¡Qué suene la música!

Un día me dejaste la comida medio hecha. Esperabas mi comentario como un buen afitrión y yo con una sonrisa implacable conteste :
- Está buenísima,vaya....

Tú sonreíste y tus miedos se evaporaron como agua de Mayo. Y bueno sí, la verdad hoy te digo que mentí. Pero entiéndeme, solo quería verte sonreír porque antes lo hacías y me arrastrabas a hacerlo.
Siempre me arrastrabas a reírme a carcajadas, a quedarme sin respiración por culpa de la risa.
Me mantenías sobre terreno seguro. Ya sabíamos que la seguridad nunca había existido pero siempre hubo algo parecido cuando nos econtrábamos en la misma habitación.

Nos mentíamos. Sí, era recíproco. Nos embadurnabámos con mentiras dulces porque nos gustaba vernos sonreír. Era bonito. La gente decía siempre que eramos algo más, era imposible que no más de una vez no hubieramos sentido algo más que amistad. Pero nunca tuvieron razón.


Lo mejor de todo es que sabiamos cuando nos mentíamos. Aún así nos daba igual. Era suficiente saber que jugamos al mismo…

Fui, solamente un cuento para ti #

Fui, solamente un cuento para ti. Así de sencillo, quizás sea así de fácil...